• Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
Inicio
Empresas
Coaching
Orientación
profesional
Sobre mí
Testimonios
Playlist
FAQ
Blog
Contacto

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre un coach, un mentor y un psicoterapeuta?

Identificar las diferencias te puede ayudar.

Un psicólogo o un psiquiatra hace un diagnóstico, seguido de una terapia. Está formado para trabajar con enfermedades mentales, aunque trata también problemas más comunes como la falta de autoestima, un trauma emocional, una depresión, etc... Suele dar recomendaciones y puede proponer tratamiento médico si es psiquiatra, para causas fisiológicas. Se centra sobre las consecuencias de los comportamientos en el presente y explora su origen en el pasado, para un tratamiento de curación y comprensión.

Un mentor es un experto en un ámbito concreto e intenta resolver un problema. Da consejos, recomendaciones y enseñanzas, en base a su experiencia y conocimiento en un área en concreto. La relación es más jerárquica, dado que el profesional tiene un conocimiento que el cliente no tiene.

Un consultor es un experto e intenta también resolver un problema. Analiza la situación, propone soluciones y a veces ejecuta las soluciones propuestas, si el cliente no las quiere hacer el mismo.

Un coach tiene como principio que el cliente dispone de todos los recursos y de la mejor información para llegar a sus objetivos. Por lo tanto, el coach hace preguntas en vez de dar consejos. Acompaña a obtener la información. El coaching se centra en la información y la situación del presente (no del pasado), para generar consciencia, suscitar el cambio y llegar a un objetivo en el futuro. El objetivo puede estar relacionado con cualquier ámbito de tu vida (profesional, relacional, la autoestima, para crecer como persona, etc). Pero el coach no resuelve solo un problema, sino que hace coaching a la vida del cliente en su globalidad, desde una perspectiva más amplia. El Coach es experto en el proceso de evolución del cliente, identifica donde el cliente puede crecer en cada situación. El coach y el cliente están al mismo nivel, creando una alianza de trabajo conjunto en la que se comprometen al 100%. La sesión funciona sólo si el cliente está comprometido y deseando un cambio en su vida. 

¿Puedo tener sesiones de coaching si estoy siguiendo una terapia?

El coaching te ayuda a responsabilizarte y a crear un cambio con tus propios recursos, para mejorar los resultados. Es perfectamente compatible con la psicoterapia, que es otra metodología (ver apartado de arriba). Si deseas hacer los dos conjuntamente, lo mejor es avisar a tu terapeuta, para una mejor transparencia y eficiencia.

¿Cuántas sesiones dura?

Depende mucho si ya has hecho coaching, de los objetivos que quieres alcanzar y de tu nivel de progresión. Algunos pueden obtener cambios importantes en 4-5 sesiones, pero en general se considera que se necesitan unas 8-10 sesiones para alcanzar resultados. ¡También algunos quieren seguir con más temas después de terminar uno!  Eso sí, desde la primera sesión ya conseguirás nuevas herramientas que te servirán para alcanzar une vida más plena, que podrás usar de forma autónoma cuando lo necesites.

No sé si tengo ganas de mostrar así mis sentimientos o exponer mis problemas a otra persona... 

Si te haces esa pregunta, ¡seguramente el coaching te puede ser muy útil! 

El coach hace preguntas abiertas para explorar sobre las emociones del cliente, sus sentimientos, sus creencias limitantes, sus puntos de vista actuales sobre su tema... Aquí hay muchísima información a la que el cliente no está acostumbrado a acceder, y le puede ser muy útil para resolver un tema, tomar decisiones o actuar de forma diferente. Al final, te ayudará a avanzar más lejos y más rápido en tu camino de vida.

El coaching es un entrenamiento personalizado y confidencial. No se trata de juzgar sino de buscar la información válida para ayudar al cliente. Desde la primera sesión se construye una alianza, en la que el coach y el cliente definen como quieren trabajar, qué cualidades quiere el cliente de parte del coach para sentirse en confianza, en qué aspectos el cliente necesita apoyo o acompañamiento y en qué debe estar retado.

El coach está en perfecta posición porque ve la persona desde el exterior, como un espejo, dándose cuenta de cosas que el cliente no siempre puede ver. Además, no está influenciado por la historia del cliente, ni los miedos o los sentimientos hacia alguien o las opiniones de los demás. Así, se puede preguntar desde la curiosidad, sin juicio.

¿Es igual de eficiente hacerlo por videoconferencia?

Este método se utiliza de manera habitual en el mundo del coaching y funciona de la misma manera que presencialmente. Captar las emociones y crear un espacio de confianza es totalmente posible con el tono de voz, las expresiones del cuerpo y de la cara. Puede presentar incluso algunas ventajas:

- Tienes intimidad: puedes elegir el sitio más cómodo para ti y además puedes cortar el video (dejando solo la voz) en los momentos en los que necesites más intimidad.

- Ahorras tiempo y energía: no tienes que desplazarte, puedes hacerlo desde cualquier sitio.

- Puedes elegir: puedes elegir el coach que tú quieras, no importa donde él esté trabajando.

¿Quieres reservar ya? ¿O tienes alguna duda más?

¡Puedes llamarme sin compromiso!

¡Satisfecho o reembolsado!

Pagarás la 1a sesión únicamente si quieres continuar el proceso de coaching conmigo.

chaignot.m@gmail.com

+ 34 622 655 234

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - White Circle